Un día Sidarta Gautama, estaba en el jardín de Anathapindika, en la ciudad de Jetavana, India, cuando se le apareció un Deva (espíritu de la naturaleza) en figura de brahmán y vestido de ropas blancas como la nieve, y entre ambos se estableció el siguiente duelo:
El Deva:
– ¿Cuál es la espada más cortante?
A la que Buda respondió:
– La palabra rabiosa es la espada más cortante.
– ¿Cuál es el mayor veneno?
– La envidia es el más mortal veneno.
– ¿Cuál es el fuego más ardiente?
 La lujuria.
– ¿Cuál es la noche más oscura?
 La ignorancia.
– ¿Quién obtiene la mayor recompensa?
– El que da sin deseo de recibir es quien más gana.
– ¿Quién sufre la mayor pérdida?
– El que recibe de otro sin devolver nada es el que más pierde.
– ¿Cuál es la armadura más impenetrable?
– La paciencia.
– ¿Cuál es la mejor arma?
– La sabiduría.
– ¿Cuál es el ladrón más peligroso?
– Un mal pensamiento es el ladrón más peligroso.
– ¿Cuál es el tesoro más precioso?
– La virtud.
– ¿Quién rechaza lo mejor que se le ofrece en este mundo?
– Rechaza lo mejor que se le ofrece quien aspira a la inmortalidad.
– ¿Qué atrae?
– El bien atrae.
– ¿Qué repugna?
– El mal repugna.
– ¿Cuál es el dolor más terrible?
– La mala conducta.
– ¿Cuál es la mayor felicidad?
– La liberación.
– ¿Qué ocasiona la ruina en el mundo?
– La ignorancia.
– ¿Qué destruye la amistad?
– La envidia y el egoísmo.
– ¿Cuál es la fiebre más aguda?
– El odio.
– ¿Cuál es el mejor médico?
– El Buda.
El Deva entonces hace su última pregunta:
– ¿Qué es lo que el fuego no quema, ni el óxido consume, ni el viento abate y es capaz de reconstruir el mundo entero?
Buda respondió:
– El beneficio de las buenas acciones.
Satisfecho con las respuestas, el Deva, con las manos juntas, se inclinó respetuosamente ante Buda y desapareció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*