No subestimes la fuerza de quien ya pasó por los desiertos de la vida; porque no imaginas la resistencia que esa persona tiene, ni el tamaño de la fe que lleva en su interior…